Bienvenido a Roulettecharters, donde podrás disfrutar a bordo de un exclusivo barco de vela dedicado a toda clase de excursiones marítimas en el sur de Tenerife, su base está en Puerto Colon, Adeje.

La tripulación del Roulette está especializada en el avistamiento de cetáceos y tiene amplios conocimientos de la fauna marina y su entorno.

 

         Delfines

Observa atentamente sin molestar a estas inteligentes criaturas mientras nadan a tan sólo unos metros de la borda.

Roulettecharters y su tripulación están absolutamente concienciados de la fragilidad del medio marino y cuentan con la bandera-distintivo de barco azul otorgada por la Consejería de Turismo del Gobierno de Canarias que autoriza a ejercer la actividad de avistamiento de cetáceos, además estamos inscritos en la carta de calidad del Cabildo de Tenerife que tiene como prioridad el bienestar de los pasajeros y los animales, el reciclaje y la recogida de residuos flotantes.

Déjate mimar por su experimentada tripulación formada por un patrón y un guía-marinero, solo tienes que preocuparte de tener la cámara de fotos en la mano, ellos se encargarán de darte un trato exclusivo y personalizado.

El Roulette es un velero Jeanneau Sun Odissey de 12 metros, con una capacidad para 2 tripulantes y 10 pasajeros, con 3 camarotes dobles, 2 baños y colchonetas en cubierta para comodidad de los pasajeros. Está equipado con los medios más innovadores para garantizar la seguridad de los pasajeros.

Experiencia increíble!

Fue una experiencia única! Durante el trayecto logramos ver ballenas piloto, delfines (qué nos siguieron casi todo el camino de vuelta) y una tortuga, al final nos detuvimos en una cala muy bonita para poder bañarnos, hacer snorkel y comer. La capitana Maria, estuvo atenta en todo momento por si necesitábamos alguna cosa y nos explico un poco sobre las especies que estábamos viendo. Recibimos una atención excelente.

desiree r

Salvamento tortuga marina

La experiencia es fantástica. El velero una preciosidad y el personal muy atentos. El grupo reducido de personas que hacen el viaje es un plus ya que te permite disfrutar mucho más del paseo alejandote de los barcos con grandes aglomeraciones. Tuvimos la gran suerte de poder ver un gran grupo de calderones con muchas crias. Son muy respetuosos con el medio ambiente y por el cambio recogimos varias bolsas de plásticos que iban flotando a la deriva. Mención especial se debe de hacer y agradecer porque paramos a recoger una tortuga marina que daba muestras de encontrarse mal. Muy muy recomendable.

Florgarita

Excelente excursión

Fuimos con un niño de 2 años, en todo momento estuvieron pendiente de que estuviéramos cómodos, sobretodo el peque. El trato fue excepcional, se nota y se valora que sea una empresa familiar. Pudimos ver ballenas piloto y delfines mulares, muchos tipos de aves que el capitán nos explico con detalle cada uno de ellos. Hicimos también snorkel. De vuelta, nos dieron de comer bocadillos de jamón, aperitivo y un bizcocho muy rico. Durante las 3 horas pudimos tomar refrescos sin limite. Referente al barco, era un velero precioso y muy cuidado. Lo recomendamos a todos aquellos que busquen una excursión más personalizada, con menos gente (sólo íbamos 10 personas).

Riki E